Una de las preguntas que recibimos frecuentemente es si podemos configurar las puertas del ascensor para que queden abiertas cuando este no se está utilizando, para que la cabina se airee y no se concentren olores dentro. Actualmente, frente a la lucha de la propagación del Covid-19, han aumentado estas peticiones como medida de prevención.

Pues bien, existe una normativa que lo prohíbe. El artículo 7.8 de la norma 1992 EN-81-1 nos indica que “Las puertas de piso con maniobra automática deben, en servicio normal, estar cerradas en caso de ausencia de orden de viaje de la cabina, después de la temporización necesaria definida en viaje del tráfico del ascensor”.

La razón por la cual la normativa prohíbe esta acción, es porque se trata de una medida de seguridad en caso de incendio ya que el hueco del ascensor, podría facilitar la propagación del fuego por todo el edificio.

Uno de los puntos que el  Organismo de Control Autorizado (OCA) revisa en la inspección periódica obligatoria del ascensor, es que las puertas permanezcan cerradas en planta mientras el ascensor no se está utilizando.

No obstante, a pesar de la percepción de que la cabina del ascensor suele ser la de un sitio cerrado, esta cuenta con un sistema de ventilación adecuado, que cumple con la función requerida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *