Quiero instalar un ascensor pero... ¿Hidráulico o eléctrico?

A la hora de instalar un ascensor en nuestra vivienda o comunidad de vecinos, nos surgen muchas dudas sobre qué tipo de ascensor debemos instalar.

En el siguiente post queremos ayudaros a resolver algunas de las dudas que os puedan surgir, aunque siempre recomendamos que consultéis con una empresa de instalación de ascensores de confianza. 

 

La diferencia principal entre estos ascensores es el accionamiento de los mismos. 

 

En los ascensores hidráulicos, el accionamiento se consigue a través de una bomba hidráulica acoplada a un motor eléctrico. Gracias a la inyección de aceite a presión a través de las válvulas, la cabina sube. El motor eléctrico únicamente funciona cuando sube, para bajar únicamente se abre la válvula y la cabina baja por gravedad al ir vaciándose poco a poco los pistones de aceite. Es decir, no consume energía en bajada. La central hidráulica se puede instalar tanto en la zona del zaguán, como en la última parada o terraza del edificio, cerca del hueco del ascensor.

 

En los ascensores eléctricos, con tecnología Gearless, dispone de un motor eléctrico compuesto por imanes permanentes y una polea por la que pasan los cables. En uno de los lados cuelga la cabina y del otro un contrapeso, el cual sirve para nivelar la carga de la cabina y reducir la potencia de la maquina. La cabina se desliza por las guías. A diferencia de lo que pasa con el ascensor hidráulico, aquí el motor funciona tanto en subida como en bajada. 

Los nuevos motores Gearless ya no disponen de reductoras que hacían que fuesen ruidosos, sino que reducen los ruidos y los consumos, minirizando las fricciones y además, son más ecológicos ya que el motor no  lleva aceite. 

Con la instalación de estos motores Gearless, conseguimos un confort de viaje envidiable, tanto en los arranques, como durante el trayecto y en las frenadas.

Con las nuevas tecnologías, y el avance en los ascensores sin sala de máquinas, el armario de maniobra se puede instalar tanto en la planta del zaguán (en una instalación de hasta 5 paradas) como en la última parada junto al marco de las puertas del ascensor o desplazado de las mismas en la planta superior.

 

En cuanto a espacio... ¿Qué necesita cada uno? La particularidad que tenían los ascensores hidráulicos antes, era su capacidad de adaptación a los espacios reducidos y la posibilidad de deslocalizar la sala de máquinas. Ahora, con la aparición de los ascensores eléctricos con tecnología Gearless sin sala de máquinas, ha provocado que esta ya no sea una ventaja exclusiva de los ascensores hidráulicos, ya que se ha equiparado, el optimizar los huecos de la instalación.

 

¿Sabemos precios? El mercado del ascensor hidráulico va en decadencia respecto al eléctrico Gearless, llegando incluso a ser en ocasiones hasta 4.000 € más económico que su contrincante el eléctrico siendo este más caro, pero mucho más eficiente en consumo energético. Teniendo en cuenta la vida media de un ascensor, entre 35 y 40 años y la diferencia de consumos, pagaremos un poco más por el eléctrico, que por contrapartida a la larga, nos saldrá mucho más económico en el rebido de la luz.

 

En resumen, hoy día estas son las diferencias entre ambos tipos de aparatos, por lo que la decisión entre instalar uno y otro dependerá sobre todo del uso que se le vaya a dar al mismo.

 

Para ello, el equipo de asesores comerciales de Ascensores Serki, está a su disposición para estudiar el caso concreto y ofrecerle la mejor solución. Puedes contactar con nosotros en el correo hola@serki.es o en el 965 422 376 y te resolveremos las dudas al respecto.