Entrevista a Miryam Talens

Miryam Talens Belén, Ultrafondista y Responsable de Calidad


"Los valores que te aporta practicar deporte son útiles para la vida, pero también para desarrollar tu actividad laboral"


¿Cuanto tiempo llevas en la empresa?

Llegué hace nueve años.


¿Qué misión tienes encomendada en Ascensores Serki?

Responsable de atención al cliente, calidad y prevención de Riesgos Laborales.


¿De dónde nace tu afición deportiva?


El deporte me gustaba mucho. Hace veinte años me acerqué a la montañana porque me gustaba hacer rutas de senderismo en Sierra Nevada o Pirineos, pero siempre con el objetivo de subir hasta la cumbre. Un día un chico me comentó "ya que se te da bien, ¿no te interesaría participar en la copa de carreras por montaña de la Comunidad Valenciana?". A partir de entonces empecé a entrenar sólo para probar y, la verdad, me gustó. Rápidamente me aficioné y acabé muy enganchada a este tipo de competiciones. Desde entonces es una forma de vida para mí.


¿Cuándo empezaste a competir?

Empecé a competir con 29 años y no he dejado de hacerlo hasta ahora. Al principio entrenas y te sientes bien, pero pronto descubres que necesitas una motivacióno más, en ese momento la competición se convierte en el objetivo que te marcas cada día. Para ser sincera te diré que a mi no me gusta competir, entre otras cosas porque me pongo muy nerviosa y los días previos lo paso realmente mal, pero al mismo tiempo si no compito me falta algo y no le encuentro razón de ser a entrenar si no tengo un fin. Lo que me hace entrenar y persistir es competir.


¿Cómo es una semana de entrenamiento para ti?

Antes de la competición salgo todos los días a entrenar, menos una jornada que suelo emplear para ir al fisioterapeuta o al osteópata. Lo común es entrenar dos días de calidad con series y cambios de ritmo, y recuperar otros con rodaje suave. La víspera realizo un entrenamiento tranquilo, me alimento bien y descanso para afrontar la competición con garantías.


¿Por qué corres "ultras"?

Es la evolución natural. Con el paso del tiempo he ido perdiendo velocidad y he ido ganando resistencia. Por eso es mejor para mi competir en largas distancias, lo que me permite seguir siendo competitiva y tener posibilidades de hacer una buena posición en las carreras. En este tipo de competiciones también es muy importante saber pasar los momentos malos, tener la cabeza ordenada para superar esas dificultades y tus propios límites. Creo que gestiono bastante bien estas situaciones complejas.


¿En qué te ha ayudado el deporte en tu vida personal y profesional?

El deporte me ha aportado muchos valores entre los que destacaría la disciplina, la constancia, la perseverancia y, sobre todo, el compañerismo. Con el tiempo he aprendido que el sufrimiento del entrenamiento y de la competición los puedes extrapolar a la vida cotidiana y eso te ayuda a minimizar los problemas. Cuando estás corriendo una competición ultra y estás sufriendo al límite de tus fuerzas durante muchas horas, entre doce y diecisiete, para ti la vida es sólo eso.


¿Qué te pasa por la cabeza en esos momentos?

Te lo cuestionas todo. Es frecuente que pienses ¿qué hago yo aquí?, vaya una manera de sufrir si el lunes tengo que ir a trabajar... pero cuando cruzas la meta, a los cinco minutos, aunque te haya ido mal, estás satisfecha sólo por el mero hecho de haber superado todos los obstáculos y, haber llegado hasta el final, es más que suficiente. Si esto lo extrapolas a la vida, cuando te encuentras ante un problema que parece irresoluble, eres lo suficientemente fuerte para hacerle frente y mentalizarte de que lo tienes que superar. Sabes que será duro, que te encontrarás con vicisitudes, pero al final, si lo intentas lo consigues.


¿Cómo trasladas esos valores a la empresa?


Creo que los valores que me aporta practicar deporte son útiles para la vida, pero también para desarrollar mi actividad laboral. Con frecuencia surgen en el trabajo situaciones de dificultad, inlcuso tienes momentos de agobio. En estas circunstancias siempre pienso: "si he sido capaz de superar el sufrimiento de las pruebas deportivas, ¿cómo no voy a ser capaz de superar la exigencia del trabajo?" Yo siempre intento trasladar lo aprendido en estas duras experiencias para superar las dificultades del trabajo y gestionar la presión. Una vez que has superado los momentos críticos en el deporte y en la vida, también puedes hacerlo en el trabajo. Para eso siempre intento empatizar con la otra persona y ayudarle en la medida de lo posible.


¿Has recibido apoyo de la empresa para entrenar?

Si, desde que llegué a la empresa tuve la oportunidad de ajustar mi horario a las exigencias del entrenamiento. Ahora además tenemos un horario muy flexible y puedo compatibilizar mucho mejor el deporte, el trabajo y la vida personal.


Este año además la empresa ha decidido apoyar tu proyecto deportivo.

Si, es muy emocionante que la empresa valore el sacrificio que estás haciendo. En este caso además como el director general también practica deporte, es mucho más gratificante para todos porque entiende el esfuerzo que supone. Que me patrocine y crea en mi la empresa para la que trabajo me llena de satisfacción.


Además, tu ejemplo puede ser bueno para el resto de la plantilla.

Pienso que sí. Los deportistas nos cuidamos, somos personas sanas que intentamos hacer las cosas bien, de forma metódica, como en el entrenamiento. Estas premisas son muy útiles en tu puesto de trabajo y, además pueden servir de ejemplo para el resto de compañeros. El deporte, sin darte cuenta, te va marcando esas pautas.